Caras con ojos de Lémur,
Rondando y olfateando las cloacas,
Nadie los voltea a ver,
Invisible se esconden con sus batas,
Calcinados,
Hijos de Hiroshima,
Bebe ese elixir de la euforia,
te llena calientito,  
Su cuerpo harponeado por la miseria,
Y ahora en que esquina hiciste tu hogar,
La sala con postes, letreros y basura,
Orines trapean y cristalizan tu piso,

Estará lejos el bendito Mcdonals?

No voltes atras,
Tu corazón sigue marchando,
La sed no para,
Tus retinas bailan con fantasmas,
Las entrañas solo están,
Flota o camines tu eres el único rey,
Sabes que las calles no tienen amigo,
Dignidad una sonrisa,
Te dejo por hoy,
Mañana te veré de nuevo.


 

Por Las Calles